Queremos mejorar tu comunidad
Pedir presupuesto

Antena Comunitaria: ¿Quién debe pagarla?

instalación antena comunitaria

La antena comunitaria es la mínima infraestructura que permite a la población ejercer su derecho a informarse. En ese sentido, es imprescindible considerar su instalación en cualquier comunidad de vecinos. Se trata de un requisito y es, además, muy útil. Si estás pensando en instalar una antena en tu comunidad, aquí te resumimos lo que tienes que saber.

¿Qué es una antena comunitaria o colectiva?

Se trata de un dispositivo que permite recibir señal de televisión en abierto. Son relativamente económicas y, desde 1998, obligatorias en todo edificio nuevo. Desde entonces, cualquier reforma de envergadura o restauración deberá contar en su presupuesto con la instalación de una antena comunitaria. La legislación que ampara dicho emplazamiento consta en el Real Decreto-ley del 27 de febrero. Lleva por título “Sobre infraestructuras comunes en los edificios para el acceso a los servicios de telecomunicación”.

Esta legislación sienta un precedente que obliga a las Juntas de Vecinos a aprobar la instalación de dicha infraestructura. Gracias a ella, es posible que cada vecino acceda a información relevante, como avisos de emergencia e información electoral. Si el interesado en acceder a dicho servicio encuentra dificultades para instalar, podrá recurrir a la vía judicial basándose en dicho BOE.

Pasos a seguir para instalar una antena colectiva

Para hacer una correcta instalación de la antena para la comunidad, lo mejor es contactar con profesionales. De hecho, esto es una obligación, pues solo así se garantiza un procedimiento profesional que, además, te dé garantías. Esta entidad deberá generar un presupuesto y acreditar su capacidad para llevar a cabo el proceso. Asimismo, es imprescindible seguir una serie de 5 pasos para actuar conforme a la legalidad:

  1. Se debe hacer una solicitud a la Comunidad de Vecinos, que incluirá el asunto en su orden del día de la próxima reunión ordinaria.
  2. Discutido el asunto, se procederá a votar la instalación de la antena comunitaria.
  3. Por ley la votación tiene que resultar favorable a la propuesta, dado que busca salvaguardar un derecho.
  4. La instalación se considerará apropiada si un tercio de los propietarios, que representen un tercio de las cuotas, votan a favor.
  5. Los propietarios que se muestren favorables a la antena tendrán que pagar la instalación de la misma.

Solicitud de instalación

Este procedimiento es un paso indispensable de la instalación. Aplica, sobre todo, para personas que viven en régimen de alquiler y no de propiedad. También es similar a cuando es un único propietario el que quiere realizar el emplazamiento. En ambos supuestos, el proceso es similar. Si este es tu caso, sigue leyendo.

Cuando es solo un propietario el que demanda colocar el artefacto

En estos casos, se debe presentar una solicitud a la comunidad de vecinos. Este órgano decidirá sobre la procedencia o no de la instalación. Para ello, el propietario puede participar en la Junta y su voto se tomará como válido. Esta persona será la encargada de sufragar los costos derivados de tal instalación.

Cuando vives en régimen de alquiler y quieres tener señal de televisión

En este supuesto, tendrás que remitir tu solicitud a la Junta de la comunidad. Deber hacerlo cumplimentando un documento con toda tu información legal. También se aconseja que cuentes con una justificación y explicación de la instalación. Esta solicitud forma parte de tus derechos como inquilino. Los datos que deberás aportar son:

  • Nombre completo y apellidos.
  • DNI, NIE o NIF, según proceda.
  • Declaración responsable, es decir, asumiendo todos los costes y posibles daños al edificio.
  • Adjuntar el presupuesto de la instalación, que deberá estar realizado por una empresa profesional.
  • Fecha de presentación y domicilio.
  • Firma del interesado.

En estos casos no tendrás derecho a votar, así que solo es necesario aguardar por una resolución favorable.

¿Cuándo es obligatorio instalar una antena comunitaria?

Existen precedentes legales para afirmar que se trata de un bien masivo, del que debe disponer la sociedad en su conjunto. En este sentido, cualquier interesado puede ampararse en el derecho a la información, reconocido en la ley española. Cualquiera de estos supuestos obliga a iniciar los preparativos de una instalación:

  • Reforma integral del edificio, especialmente si recibirá dinero público.
  • Restauración de edificios antiguos, dentro de cuyo presupuesto se incluirá la instalación de una antena común para todos los vecinos.
  • Solicitud mediante petición escrita de un tercio, o incluso menos, de los propietarios.
  • Solicitud formal de persona que vive en régimen de inquilino y desea recibir señal de televisión.

Si el vecino o grupo de vecinos interesado en la instalación encuentra resistencia, puede presentar su solicitud ante la Junta nuevamente. Si la comunidad se niega en redondo a la instalación de la antena comunitaria, la decisión puede recurrirse vía judicial. En este caso extremo, un tribunal dará la razón a la parte demandante.

¿Quién paga la instalación de la antena?

La respuesta es sencilla: el que desee instalarla. A tal fin, tendrás que coordinar tus intenciones con la de tus vecinos. Al menos un tercio de ellos es necesario para aprobarlo en la junta de la comunidad de propietarios. Sin embargo, entre más, mejor. Resultará provechoso cubrir los gastos entre varias personas.

Los vecinos que decidan votar en contra de la instalación y que, por tanto, no se sumen al uso de la antena, estarán exentos de pagar. Sin embargo, si en un futuro desean usar la señal, tendrán que pagar los costos generados al principio con una tasa de interés general añadida. En resumidas cuentas, resulta mucho más accesible si todos los vecinos suman y disfrutan de este instrumento básico de las telecomunicaciones.

¿Estás pensando en disfrutar de la señal televisiva en tu edificio, pero no tiene antena? Ahora sabes qué tienes que hacer. Se trata de un proceso relativamente rápido, que no encontrará resistencias en los vecinos. Más aún, podrás sumarlos a la iniciativa y, entre todos, ahorrar costes. Con reunir a un tercio de los propietarios, es suficiente para impulsar la instalación de la antena comunitaria. Gracias a ella, tendrán en sus casas la posibilidad de consultar los contenidos comunicativos básicos para su ejercicio de la ciudadanía.

DESCARGA GRATIS EL MANUAL DEL PRESIDENTE

Una herramienta sencilla con todas las claves para ser un buen Presidente de tu Comunidad