Casas ecológicas: ¿Cómo convertir tu hogar en sostenible?

Cómo tener una casa ecológica?

El desarrollo de la casa ecológica no es sino el reflejo de una preocupación cada vez más imperante. El sector de la arquitectura, la construcción y el diseño cada vez muestran mayor sensibilidad respecto al impacto de sus obras en el medio ambiente. La arquitectura sostenible o ecoarquitectura tiene como fin disminuir el impacto ecológico de sus producciones. ¿Cómo lo consigue? Te lo contamos.

¿Qué son casas ecológicas sostenibles?

Una casa ecológicamente sostenible es aquella que aprovecha los recursos naturales disponibles y respeta el medio ambiente tanto en su construcción como en su vida útil.

La ecoarquitectura solo emplea materiales sostenibles en la construcción. La gestión de residuos o la eficiencia energética son reguladas por la propia edificación.

Hay diversos tipos de casas sostenibles:

  1. Bioclimáticas: aprovechan los recursos naturales del entorno. Hace un uso inteligente de la localización y orientación de la casa para aprovechar el sol y la sombra de los árboles.
  2. Pasivas: presentan un consumo energético muy bajo. La calefacción procede casi por completo del calor solar, completándose con aparatos internos. Tiene un aislamiento de alto rendimiento y la mitad de sus ventanas se orientan hacia el sur.
  3. De madera: emplea un material natural, renovable y sostenible como la madera para el armazón de la casa. Además, es un excelente aislante.
  4. Tiny house o mini casa: como indica su nombre, es una pequeña casa de madera edificada sobre un remolque. Resulta muy económica tanto en su construcción (unos 20.000 euros) como en su mantenimiento, pues cuenta con apenas 15 metros cuadrados.

¿Qué elementos tiene una casa ecológica?

Un hogar sostenible es fácilmente identificable por los elementos que presenta tanto en su estructura como en su diseño. Además de respetar el medio ambiente, los materiales empleados en su construcción no son tóxicos. Y, como antes leías, resulta eficiente energéticamente de principio a fin. Gracias a las nuevas tecnologías, cada vez se pueden perfeccionar más este tipo de edificaciones.

Estos son los patrones básicos que comparten todas las casas ecológicas:

  • Un diseño armonioso con el entorno en el que se ubica.
  • Unos materiales constructivos naturales, no contaminantes y 100 % reciclables.
  • Un interior eficiente energéticamente. Los electrodomésticos y el equipamiento doméstico permiten la reducción del consumo energético de la vivienda. Son respetuosos con el medio ambiente. Por ello se suelen incluir tecnologías como la geotermia o la energía solar fotovoltaica. Con ello se disminuye el consumo, pero también la factura eléctrica.
  • Su finalidad es generar la menor cantidad posible de contaminantes y disminuir la pérdida energética.

¿Cómo convertir tu casa en un hogar sostenible?

Si quieres avanzar hacia un hogar sostenible, hay pequeños pasos que puedes ir dando antes de hacer grandes cambios. Por ejemplo:

  • Instala setos u árboles frondosos frente a las ventanas orientadas al sur para que en verano no haya un excesivo calor en la vivienda.
  • Cambia el suelo de hormigón de tu terraza por madera. Absorbe menos el calor en verano. También puedes instalar una pérgola para que el espacio sea más fresco.
  • Mejora tu aislamiento térmico. Ventanas, puertas y el tejado deben estar bien aislados. Así conseguirás que no se pierda la energía y podrás ahorrar en el consumo energético. Conservarás más el calor o el frío dependiendo de la época del año.
  • Mayor eficiencia energética. Consume mejor haciendo pequeños cambios. Por ejemplo, instala bombillas Led de bajo consumo, compra electrodomésticos clase A+ o instala boquillas reguladoras en los cabezales de duchas y grifos. También existen equipos de inodoro de dos velocidades para un mejor control del consumo de agua. En última instancia, también puedes instalar una caldera de alta eficiencia energética.

Ejemplos de viviendas sostenibles

Uno de los mejores ejemplos de hogar sostenible son las conocidas como Wikkelhouse. Están realizadas con un diseño modular 100 % ecofriendly. Lo que hacen es emplear grandes planchas de cartón corrugado que se adhieren con un pegamento ecológico en capas. Llegan a envolverse hasta 24 veces dependiendo de cómo sea el molde de la casa en cuestión. De esta manera, son hasta tres veces más ecológicas que las construcciones tradicionales.

Cuando se ha envuelto el cartón, se recubre con una lámina impermeable y con paneles de madera chilena de unos catorce centímetros de grosor. Así se protege la estructura interna y se asegura que los habitantes estarán a salvo de las inclemencias.

Las Wikkelhouse tienen una gran amplitud de usos y diseños, por lo que resultan muy versátiles. Son aptas tanto para entornos urbanos como rurales y sirven como viviendas vacacionales o residencia habitual. Otra característica que las hace tan sugerentes es que se pueden instalar en un único día. Además, una vez está construida, es muy fácil de trasladar hasta su emplazamiento final.

Ten en cuenta que estas viviendas carecen de cimientos, por lo que resultan plenamente flexibles. Asimismo, al estar hechas en cartón, son totalmente reciclables. Se ha calculado que su ciclo vital ronda los cien años.

Desgraciadamente, este modelo de casa sostenible solo se encuentra disponible en unos países muy concretos: Bélgica, Luxemburgo, Francia, Reino Unido, Holanda, Alemania y Dinamarca. Esto se debe a que el tipo de cartón empleado solo se realiza en Ámsterdam. La empresa encargada de hacer las viviendas tarda de media unos ocho meses en construirlas. Así se aseguran la consecución de los estándares de calidad previstos.

¿Y en España?

En el país también tenemos ejemplos paradigmáticos de viviendas sostenibles. A destacar:

  1. Villa Ana (Santiago de Compostela): fabricada por Iglesias Veiga Arquitectos, presenta un consumo energético casi nulo. Esta vivienda ecológica y pasiva tiene paneles termosolares, fachadas térmicas y estructura de hormigón.
  2. Vivienda Geodésica (Murcia): esta casa pasiva de Ecoproyecta destaca por sus dos cúpulas. Hecha en materiales sostenibles y renovables como la celulosa y la madera, es plenamente autosuficiente.
  3. Casa GG (Barcelona): diseño de Alventosa Morell Arquitectos, usa soluciones bioclimáticas como calderas autónomas, sistemas de ventilación naturales y paneles solares fotovoltaicos. Su consumo energético es prácticamente nulo. Contrariamente, puede generar un 88 % de energía renovable.
  4. Casa Bunyesc (Lleida): Josep Bunyesc realizó la vivienda con madera prefabricada, con lana de oveja y fibra de madera como aislantes.

Ayudas para rehabilitación de viviendas  2022

Sabías que hay unas ayudas y subvenciones destinadas a todas aquellas obras o reformas que mejoren la eficiencia energética y la reducción del impacto medioambiental en lo inmobiliario. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía incluye una partida de más de 6 millones de euros para regeneración urbana entre 2021 y 2023. En este enlace puedes ampliar toda la información necesaria o consultar con tu Administrador de Fincas Mediterráneo

La casa ecológica es el futuro que se está desarrollando en el presente. La preocupación medioambiental y el mayor ahorro energético son dos de sus mejores cualidades, aunque, como has visto, no son las únicas. Si estás interes@ en solicitar las ayudas de rehabilitación para una Comunidad de Propietarios más ecológica y eficiente, contacta con tu Administrador de Fincas Mediterráneo.