El tabaco y las Comunidades de Vecinos

tabaco en las comunidades de vecinos

Cada año más de 50.000 personas mueren en España a consecuencia del tabaco. El Covid-19 nos ha sensibilizado mucho sobre la importancia de la salud. Pero, ¿qué ocurre en las Comunidades de Vecinos en relación a los vecinos que fuman? ¿Tiene claro en qué zonas comunes se puede y en qué zonas comunes está completamente prohibido fumar?

La ley antitabaco* es muy clara respecto a la prohibición total de fumar en zonas comunes cerradas de las Comunidades de Vecinos. Por ejemplo, ascensores, escaleras, portales o descansillos son lugares libres 100% de humo de tabaco.

Zonas comunes al aire libre y tabaco

En zonas como piscinas o jardines dentro de la Comunidad de Vecinos, la ley explica que si estas áreas son abiertas, al aire libre, estará permitido fumar con la excepción de que hay niños en esas instalaciones. En la piscina o jardines al aire libre, entonces, está permitido el tabaco salvo que haya niños en esas zonas.

* Ley 42/2010, de 30 de diciembre, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

¿Podemos prohibir fumar en cualquier lugar de mi Comunidad de Vecinos?

Además de las zonas cerradas como escaleras o ascensor, y las áreas donde haya niños, que estarán prohibidas para los fumadores, las Comunidades de Propietarios pueden reducir aún más si lo desean las áreas donde se pueda fumar.

¿Cómo? Es necesario avisar al Presidente de la Comunidad para que añada como punto del día a la siguiente Junta de Propietarios la intención de votar para prohibir fumar en la zona o zonas deseadas. Con el voto a favor de la mayoría se habrá conseguido el objetivo.

¿Qué hago si mi vecino fuma en las escaleras?

Entendemos el malestar que causa oler a tabaco en las Comunidades, o tener que respirar el humo que han dejado vecinos por fumar donde está prohibido. En primer lugar recomendamos hablar tranquilamente con ese vecino explicándole que está prohibido el tabaco en las zonas cerradas.

Lo habitual sería que el vecino entrase en razón y no volviese a fumar dentro de la Comunidad. Si por cualquier motivo el vecino continúa fumando, sería necesario hablar con el Presidente de la Comunidad para que este informase al vecino fumador que su comportamiento está prohibido por Ley y que puede acarrear multas de hasta 600.000€.

El último recurso sería denunciar al vecino presentando en juicio imágenes donde se demuestren los hechos delictivos.

Mi vecino fuma en la ventana y me llega el humo

Si te molesta el humo de un vecino que fuma en la ventana de su casa, lamentablemente lo único que puedes hacer es hablar con esa persona sobre lo molesto que resulta el olor a tabaco. Quizá animarle a dejar de fumar sea una posibilidad de mantener una conversación con ese vecino. Una solución que mejoraría no solo el ambiente libre de humos, además la salud de esa persona mejoraría a largo y corto plazo.

Lo que me gustaría es dejar de fumar…

Nunca es tarde para dejar de fumar. Además rápidamente disminuyen las probabilidades de padecer cáncer o de sufrir enfermedades vasculares conforme pasa el tiempo tras dejar el tabaco. Desde estas líneas os animamos a seguir una vida más sana y más equilibrada. Una vida Mediterránea.

DESCARGA GRATIS EL MANUAL DEL PRESIDENTE

Derechos y obligaciones de los miembros de la Comunidad de Vecinos


    Utilizamos cookies propias y de terceros.