Queremos mejorar tu comunidad
Pedir presupuesto

Prohibiciones en la Comunidad de Propietarios

Prohibiciones en comunidades de vecinos

Dentro de las comunidades de vecinos existen una serie de derechos y obligaciones, tanto para los propietarios como para los arrendatarios, que están reflejadas en la Ley de Propiedad Horizontal y en los Estatutos de la Comunidad. Muchas veces no tenemos claro cuáles son esas prohibiciones. En este artículo te hablamos de algunas de estas normativas generales.

Prohibiciones dentro de la Ley de Propiedad Horizontal

Por lo general, una comunidad de vecinos conoce cuáles son sus derechos y obligaciones. Sin embargo, existe un desconocimiento sobre de las normas que regulan sus prohibiciones. Dentro de la Ley de Propiedad Horizontal en el Art. 7º, punto 1 se establece que los propietarios e inquilinos de un edificio tienen prohibida la modificación arquitectónica y estructural. Esto incluye instalaciones o servicios que puedan afectar a la seguridad del edificio y afectar a los derechos de otros propietarios.  En caso de vulneración, tanto la Comunidad de propietarios como cualquier vecino podrá ejercer las acciones legales para impedir su realización o solicitar la demolición de las obras y vuelta a su estado primitivo.

También la prohibición de actividades que se deben mencionar en los Estatutos de la Comunidad por su carácter molesto, nocivo, peligroso, insalubre o ilícito. 

Te recomendamos: ¿Quién paga las reparaciones de las terrazas y solariums?

Normas en los Estatutos de la Comunidad

Muchas de las preguntas que nos hacéis los propietarios están relacionadas con la normativa interna o los Estatutos de la Comunidad. Esta normativa debe ser redactada y aprobada por la comunidad y puede ser modificada por los vecinos en cualquier momento. 

Para ello, el presidente de la comunidad debe convocar una junta extraordinaria en la que se dé a conocer todos los cambios para ser aprobado por unanimidad. El cambio de los estatutos se presentarán en el Registro de la Propiedad. 

Ejemplos de prohibiciones más habituales

  • Limitaciones para las mascotas. Aunque por lo general es cada comunidad autónoma quién lo regula.
  • Prohibición del uso de las zonas comunes siempre y cuando los propietarios o inquilinos no se encuentren al corriente de los sus pagos. 
  • Ruidos molestos de forma continua y a cualquier hora siempre que se pasen los decibelios marcados por ley y pueda demostrarse.
  • Actividades ilegales como tráfico de drogas, prostitución, timbas de juegos, etc.
  • Actividades insalubres dentro de la propiedad o peligrosas, como la fabricación o tratamiento de sustancias que puedan poner en peligro a los vecinos. 

Te recomendamos: ¿Cuál es el horario permitido para hacer ruido en casa?

Los Estatutos de la Comunidad pueden incluir otras actividades que no están permitidas, tanto a nivel privativo como comunitario. 

Requisitos necesarios para prohibir actividades en la comunidad de vecinos

Es bastante habitual que las comunidades de vecinos se planteen la posibilidad de prohibir  actividades que puedan ser molestas o peligrosas para los residentes. En el artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal se recoge que no estará permitido realizar actividades consideradas dañinas, siempre que esté recogida dentro de los Estatutos. En este sentido, el Tribunal Supremo establece unos requisitos para la validez estas cláusulas.

  1. Deben ser claras y precisas y especificar punto por punto que acciones se prohíben y no generalizar. Para que tengan validez frente a terceros deben constar inscritas en el Registro de la Propiedad. 
  2. Deben ser conformes al interés general de la Comunidad de Propietarios. Por ejemplo, no es válida una prohibición expresa de alquiler turístico solo para los terceros pisos. 
  3. No pueden contravenir la moral, ni las buenas costumbres ni el orden público. Por ejemplo, no es válido que se prohíba la instalación de una sede política de ideología comunista.

Incumplimiento de las prohibiciones de la Comunidad

Ante el incumplimiento, el presidente o vicepresidente podrá realizar una amonestación verbal o escrita al vecino que incumpla una prohibición. Deberá indicar de manera expresa que iniciará acciones legales si no cesa con su conducta molesta. De mantenerse la falta, se podrá acudir a la vía judicial si así lo acuerda la junta de propietarios. 

Consulta con tu Administrador de Fincas Mediterráneo para la elaboración de los estatutos de tu Comunidad, que te asesorará en los aspectos legales y elevará tu Comunidad a otro nivel.

DESCARGA GRATIS EL MANUAL DEL PRESIDENTE

Una herramienta sencilla con todas las claves para ser un buen Presidente de tu Comunidad