Queremos mejorar tu comunidad
Pedir presupuesto

¿Cómo hacer una carta dirigida a la Comunidad?

Cómo escribir una carta dirigida a la comunidad

Escribir una carta a la comunidad es un proceso sencillo que sirve para plasmar por escrito tus inquietudes, quejas, dudas o cualquier asunto relevante. Gracias a ella puedes conseguir que tus demandas reciban la atención que merecen de tus vecinos y de la junta de la comunidad. Sin embargo, antes de hacerla es normal que enfrentes algunas dudas.

Por eso es importante que respondas estas preguntas clave: ¿Qué quiero decir? ¿Qué mejores palabras describen mi situación? ¿Cómo puedo hacerme entender sin ambigüedades?

¿Cómo escribir una carta a la comunidad?

Lo primero que tienes que responder es por qué quieres realizar una presentación formal, escrita, de algún asunto. Una vez clarificado, tendrás que pensar en lo siguiente:

  • ¿Es competencia de la comunidad resolver tu problema? ¿O necesitas de la mediación de ella para actuar? Esto es de relevancia en los casos de conflictos con otros vecinos, así como en desperfectos de espacios comunes que te afectan (por ejemplo, filtraciones de tuberías del edificio).
  • ¿Qué quieres lograr con tu carta? Quizás lo que quieres es sentar un precedente legal que sirva como asidero de acciones posteriores. En ese caso, tendrás que solicitarle al presidente de la comunidad que adjunte una copia de la carta en el libro de actas. Este puede ser solicitado por un juzgado si el conflicto escala.
  • ¿Qué lenguaje es el más adecuado? Lo más recomendable es emplear un tono formal, sin hacer apelaciones directas ni utilizar eufemismos. Evitar errores ortográficos es imprescindible, pues pueden dar pie a malinterpretaciones.

¿Qué tipos de cartas a la comunidad existen?

Depende de su finalidad. Si ya sabes para qué estás escribiendo tu carta, no te costará nada determinar su formato. Los dos más comunes son:

  • Cartas de permiso: En ellas solicitas autorización para alguna reforma, compra de mobiliario común, mudanza o escenarios similares. Si vas a hacer ruido por encima de cierto umbral de decibelios, es recomendable que solicites un permiso. Por otro lado, en caso de que necesites modificar algún elemento común, es imprescindible contar con autorización de la comunidad.

Te recomendamos: ¿Cuál es el horario permitido para hacer ruido en casa?

  • Carta de queja a un vecino: Estos escenarios desagradables suelen presentarse con mucha frecuencia. Los motivos más recurrentes son los ruidos, los malos olores o los comportamientos incívicos. Si ya has intentado mediar por tu cuenta y no resultó, es una buena idea recurrir a la mediación del administrador. Él podrá, como autoridad, instar al vecino a que desista de su comportamiento.

Ten presente también estos indicadores de que has hecho una buena carta:

  • Identificas claramente emisor y destinatario.
  • Lo sitúas en tiempo (fecha) y lugar (localidad, ciudad, piso, puerta, etc.)
  • Eres concreto en describir y explicar tus motivos (qué pasa y por qué te incomoda, molesta, perturba…)
  • Mantienes un trato cordial y formal (aunque estés realmente enfadado) así como un lenguaje preciso.

¡Con eso bastaría! Si tienes claros estos indicadores, tu documento quedará perfecto. Te sugerimos realizar un borrador y revisarlo, para evitar imperfecciones. Una carta a la comunidad bien redactada, concisa y formalmente correcta es una buena forma de empezar a plantear tu argumento. Con ella ganarás en credibilidad y es más probable que el administrador te dé la razón. Así de importante es.

DESCARGA GRATIS EL MANUAL DEL PRESIDENTE

Una herramienta sencilla con todas las claves para ser un buen Presidente de tu Comunidad