¿Pueden ocupar mi vivienda habitual?

¿Pueden ocupar mi vivienda habitual?

Una misma pregunta cada vez es más común en las consultas legales. ¿Pueden ocupar mi vivienda habitual? Llevar a cabo cualquier tipo de ocupación en España es un delito. Sin embargo, es necesario profundizar más en la materia para que tengas claros los pasos que debes seguir si eres la víctima en una situación de este tipo.

¿Qué se considera vivienda habitual?

Se entiende que una vivienda habitual es aquella en la que resides de forma periódica o esporádica. Como ves, no es necesario que la utilices permanentemente como si se tratase de tu única casa. Sin embargo, sí que son necesarios un par de requisitos para que la legislación trate estos delitos con toda la contundencia. En primer lugar, la casa tiene que encontrarse amueblada y, además, debe contar con los suministros de luz y agua dados de alta.

¿Pueden ocupar mi vivienda habitual?

Cualquier vivienda es susceptible de ser ocupada. No obstante, en el caso de la ocupación de viviendas habituales, como dueño te encuentras más protegido legalmente. Lo mejor, como explicamos en otro de nuestros artículos, es que tomes medidas disuasorias y actúes con antelación. Por ejemplo, con la instalación de cámaras de vigilancia o con sistemas de alarma que también sirvan para avisarte cuanto antes de lo sucedido. Una vez que el delito se ha cometido, te contaremos más adelante cómo debes actuar.

¿Qué delito es ocupar una vivienda?

Tanto si lo que se ocupa es una vivienda habitual como una propiedad que ni siquiera tiene uso, la ocupación supone un delito. En el Código Penal, la ocupación ilegal de viviendas queda recogida en el capítulo de delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico. A continuación, mostraremos las diferencias entre ambos casos y los delitos a los que se enfrentan los okupas.

Vivienda habitual

Dentro del artículo 245 del Código Penal, es posible encontrar la respuesta a la ocupación de una vivienda habitual. En este texto se establece un baremo de entre uno y dos años de prisión para “al que con violencia o intimidación en las personas ocupare una cosa inmueble o usurpare un derecho real inmobiliario de pertenencia ajena”.

Asimismo, en este mismo artículo se deja la puerta abierta a un aumento de las penas en función de la violencia o daños que ejerza para llevar a cabo el delito. “Además de las penas en que incurriere por las violencias ejercidas”. A la hora de dictaminar la condena, el juez tiene en cuenta el daño causado a los dueños, así como la utilidad obtenida de la vivienda.

La ocupación de una vivienda habitual también supone un delito añadido de allanamiento de morada. En este caso, las penas pueden ir desde los 6 meses hasta los 2 años de prisión.

Te recomendamos: Este es el impuesto que te ahorras cuando vendes y reinviertes en vivienda habitual

Vivienda no habitual

En este caso, las penas son más reducidas y no conllevan entrada en prisión, aunque sí un importe económico que los okupas deben satisfacer. La ley establece una multa de entre 3 y 6 meses para “el que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular”.

¿Qué hago si ocupan mi vivienda habitual?

En uno de nuestros artículos, ya mostramos con total detalle las medidas más importantes contra la ocupación ilegal. Lo más relevante es llamar cuanto antes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En caso de que se haya producido la ocupación de una vivienda habitual, durante las primeras 48 horas los agentes tienen potestad para desalojar a los okupas. En este caso, no hay necesidad de que ningún juez emita una orden.

Medidas a tomar si han pasado más de 48 horas

Si estabas de vacaciones o no has podido darte cuenta a tiempo de la situación, tendrás que acudir a las dos vías que te quedan disponibles. Tendrás que formalizar una demanda civil en la que hagas constar que eres el titular del inmueble, así como una petición formal para poder recuperar su uso. Junto a esta demanda se formaliza una carta de desahucio.

Tendrás que presentar alguna documentación para que el juez pueda valorar correctamente tu demanda. Es necesario que presentes la escritura de la vivienda en la que consten todos sus titulares.

Posteriormente, el propio juzgado solicitará una identificación de los okupas. Lo más probable es que se nieguen a ofrecer una identificación para alargar el procedimiento, pero los agentes de policía podrán dar con su identidad. Al tratarse de una vivienda habitual, normalmente, suele resolverse el expediente en un plazo inferior al mes. Los okupas serán desahuciados y podrás recuperar tu casa.

Por último, también tienes la opción de la vía penal. Su resolución suele ser más rápida que la demanda civil, pero las probabilidades de éxito son inferiores, ya que deberás probar que los ocupantes han tenido un comportamiento criminal, algo más complicado.

¿Cuánto tiempo puede estar un okupa en una casa?

Tal como hemos mencionado anteriormente, si la casa es residencia habitual y consigues darte cuenta rápidamente, los miembros de la policía podrán expulsarlos de una forma inmediata. Si la ocupación no ha sido descubierta a tiempo, lo normal es que permanezcan durante menos de un mes. No obstante, los okupas podrían presentar documentación falsa que obligase al juzgado a iniciar una investigación más profunda. En este caso, el procedimiento puede alargarse durante algunos meses más.

Sin embargo, si la vivienda no es habitual, la situación puede llegar a ser mucho más extensa.

Esperamos haber dado respuesta a la pregunta de si pueden ocupar mi vivienda habitual. Es una situación que viene repitiéndose con mucha frecuencia y siempre se debe tener la máxima precaución para evitar que suceda. Sin embargo, una vez que la vivienda ha sido ocupada, como hemos visto, lo más rápido es contactar con la policía para que puedan desahuciar a los okupas cuanto antes. Si la vivienda ya ha sido ocupada hace un tiempo o no se trata de una residencia habitual, una demanda es la solución más efectiva.