Horno de convección. Ventajas e inconvenientes

mujer y su hija disfrutan las ventajas de un horno de convección

El aliado perfecto para cocinar recetas sanas y saludables

Los hornos de convección son perfectos si buscas que tus platos se cocinen de forma rápida y uniforme. En el artículo de hoy te contamos las ventajas e inconvenientes de un horno de convección, las claves para usarlo y los platos más adecuados para este tipo de electrodoméstico. Sin duda, un horno de convección es un gran aliado que te ayudará a preparar recetas más sanas y saludables.

Un horno de convección te permite cocinar, asar, gratinar o dorar todo tipo de alimentos de forma rápida y homogénea.

¿Cómo funciona un horno de convección?

La “convección” en estos hornos se refiere al proceso de calentamiento por aire. Funciona gracias a un ventilador que reparte el aire por todo el horno de manera uniforme y homogénea. Da igual donde coloques los alimentos. Hay expertos que aseguran que este tipo de hornos son capaces de mejorar el sabor de los alimentos. Por ejemplo, a la hora de cocinar un pollo al horno la carne se hará más rápido y será más jugosa.

Ventajas

  • Aceleran y optimizan el proceso de cocción. Gracias al ventilador que reparte el calor de forma homogénea.
  • Ahorro de energía. Es un sistema tan eficiente que tendrás que reducir la temperatura.
  • Tardan menos en cocinar. La fuerza del ventilador hace que se cocine a temperaturas inferiores. Se obtienen los mismos resultados a menor temperatura.
  • Puedes hornear varios alimentos juntos y se cocinará igual por todos los lados. Esto no pasa con un horno convencional.
  • Puedes apagar el ventilador y utilizarlo como un horno convencional.

Inconvenientes

  • Es necesario ajustar los tiempos de las recetas y la temperatura. Si empleas los mismos tiempos que un horno tradicional, tus recetas terminarán quemadas.

Se aconseja rebajar 25 grados la temperatura recomendada para un horno convencional. Y se acorta el tiempo de un 15% a un 30% al adaptar tu receta de horno convencional.

Por ejemplo, si una receta para un pollo al horno pide una cocción a 350°F durante 2 horas en un horno común, con un horno de convección se cocinaría a 325°F (25 grados menos) durante 84 minutos (30% menos de tiempo).

  • Pueden ser más propensos a las averías que los hornos convencionales. El trabajo “duro” lo suelen hacer los ventiladores y es probable que fallen en alguna ocasión.
  • Su precio es más elevado que el resto de hornos. El ahorro de un horno de convección se nota a largo plazo.
  • No es adecuado para todo tipo de alimentos. Los que llevan harina, por ejemplo, se cocinan mejor en el horno tradicional.

 Cómo usar un horno de convección y todo lo que debes saber al utilizarlo

  • No se debe tapar la comida, pues impediremos que el aire caliente circule sobre ella.
  • Ajustar bien la temperatura. Los hornos de convección cocinan los alimentos un 30% más rápido que un horno convencional y tampoco es necesario darles tanta potencia para calentar. Deberás ajustar los tiempos de tus recetas.
  • Las bandejas. Si vamos a cocinar solamente un plato, la bandeja se pondrá en el centro, pero si cocinas 2 cosas a la vez, tendrá que haber una distancia mínima de 2cm entre bandejas para que el aire pueda circular.
  • Tiempo de cocción. Cocina alimentos con el mismo tiempo de cocción, así evitarás que el aire caliente salga al sacar el primer plato, gastando más tiempo y energía.

¿Qué podemos hacer con un horno de convección?

Con este tipo de horno se pueden cocinar recetas deliciosas. Además, este sistema facilita una cocina baja en grasa y más seca que un horno tradicional. Es muy recomendable para asar carne, aunque puedes hacer cualquier cosa, ¡hasta freír!

  • Descongelar, calentar y hacer alimentos al grill.
  • Asar y caramelizar, por ejemplo un asado de jamón, pavo o carne.
  • Secar alimentos, tostar nueces o deshidratar el pescado
  • Empanadas y pasteles
  • Calentar y cocinar alimentos descongelados.
  • Freír y gratinar

En conclusión, un horno de convección por sus prestaciones y relación calidad/precio los hace ideales como un horno auxiliar para tu cocina o para personas que viven solas. En muy poco tiempo disfrutarás de una recetas deliciosas.

Si estás pensando en cambiarte los electrodomésticos de tu casa y quieres conocer las diferencias entre la vitrocerámica y la inducción, te lo contamos en este artículo. 

Utilizamos cookies propias y de terceros.