¿Qué es la arquitectura sostenible?

¿Qué es la arquitectura sostenible?

La sociedad es cada vez más consciente del impacto ambiental que causa la arquitectura. Fruto de esta corriente de pensamiento surge la arquitectura sostenible, también denominada como arquitectura sustentable, verde o eco-arquitectura. Consiste en utilizar diseños arquitectónicos que ponen en valor los recursos naturales para así conseguir minimizar el impacto ambiental que supone la construcción de un edificio.

Qué es la arquitectura sostenible

Cuando se diseña un edificio sostenible se tiene en cuenta cuál será el impacto que tendrá sobre el medioambiente durante todo su ciclo de vida. Es decir, se considera su influencia en el ecosistema desde que se construye hasta el momento de su demolición.

Su objetivo principal es el de disminuir su impacto negativo. Para ello, los profesionales involucrados intentan minimizar el consumo de energía y mermar la contaminación originada, tanto en la construcción como en el uso posterior del edificio.

Beneficios para la sociedad

La edificación sustentable favorece tanto a los habitantes de los edificios como a su entorno natural. Sus beneficios se manifiestan en distintas facetas de la vida de una comunidad. En general, mejora la calidad de vida, la salud y la comodidad.

Beneficios medioambientales

Este es el principal propósito de esta corriente, preservar el ecosistema y disminuir el uso de recursos naturales. Se pueden percibir los siguientes beneficios:

  • Reducción de las emisiones de gases tóxicos.
  • Mejora de la calidad del agua y del aire en el entorno.
  • Se reducen los desperdicios con un sistema de reutilización.
  • Control efectivo de la temperatura.
  • Mayor conservación de los recursos naturales y ecológicos.

Beneficios económicos

Si se siguen los criterios básicos sobre la construcción y, con ello, se reduce la energía utilizada, los beneficios económicos se hacen patentes de las siguientes formas:

  • Se produce una reducción de costes operacionales y de construcción.
  • Mejora la forma de vida y la productividad de las personas ocupantes.
  • El valor de la propiedad se incrementa porque la calidad de los materiales es mayor.
  • Fomenta el mercado de productos verdes.

Principios básicos de la arquitectura sostenible

Para lograr su objetivo principal, sin olvidar la comodidad y la salud de los usuarios del edificio, es necesario que en todas las etapas de la edificación se sigan los siguientes principios básicos y se usen los componentes necesarios para ello:

  • Condiciones geográficas del lugar. El clima local, el ecosistema que rodea la construcción y la hidrografía cuentan a la hora de conseguir optimizar los recursos. Teniendo en cuenta estas circunstancias de localización se podrá aprovechar mejor la luz solar o, por ejemplo, la ventilación natural e incluso el aprovisionamiento de agua.
  • Uso eficiente del espacio. El edificio se debe diseñar de forma adecuada para que ocupe el espacio disponible de la mejor manera posible. Debe tener el tamaño justo para que los ocupantes puedan vivir de forma cómoda.
  • Ahorro de energía. Debe maximizar el ahorro utilizando sistemas de bajo consumo en la iluminación, la ventilación y los electrodomésticos. El aislamiento térmico también es importante de cara a mermar el gasto energético para la climatización.
  • Uso de fuentes de energía renovables. Cuando se formula el diseño de estos edificios es fundamental contar con el uso de energías renovables como las placas fotovoltaicas, generadores eólicos, etc.
  • Minimizar el consumo de agua. Usan sistemas para el aprovechamiento del agua de lluvia o incluso para la reutilización de aguas grises.
  • Gestión ecológica de los desechos. Los edificios tienen sistemas para la clasificación de materiales de desecho, y su posterior recuperación, reutilización y reciclaje.
  • Materiales de buena calidad y locales. Se emplean materiales de calidad óptima producidos en el entorno para alargar la vida útil del edificio. Además, esto repercute en una reducción del consumo de combustible, y, por tanto, de contaminación ambiental.

Innovaciones en la arquitectura sostenible

Cabe destacar ciertas innovaciones pioneras del sector que se están implantando en los nuevos diseños arquitectónicos tanto a nivel nacional como internacional.

Domótica

Las nuevas tecnologías avanzan de forma imparable y han hecho realidad la existencia de los hogares inteligentes y conectados. Con la automatización se potencian factores de la vivienda como el uso controlado de la energía y la seguridad. La domótica proporciona confort a los usuarios.

Exclusión de puentes térmicos

Se denomina puentes térmicos o fugas de temperatura a la zona del edificio donde se rompe la superficie aislante. Puede deberse a cambios en la geometría envolvente, cambios en los materiales, a cambios en la resistencia térmica e incluso cambios en la impermeabilidad. Estos puentes impiden potenciar la eficiencia energética. Las nuevas técnicas lo combaten con el uso de aislamientos realizados con materiales térmicos.

Jardines verticales

Además de ser bonitos y muy decorativos, tienen una función importante en la recuperación ambiental y del entorno. Pero no es la única:

  • Fomentan el aislamiento, ya que cubren paredes, muros y fachadas.
  • Purifican el ambiente al filtrar los gases nocivos. Con ello, regulan las temperaturas y generan oxígeno.

Cómo se mide la sostenibilidad

Hay diferentes sistemas de evaluación y existen certificados que cuantifican la sostenibilidad que tiene un edificio. Cada uno tiene un funcionamiento distinto a pesar de que persiguen el mismo objetivo. La escala de calificación del grado de sostenibilidad cambia de uno a otro. Alguno de los sistemas más conocidos son los siguientes: BREEAM, Passivhaus, CASBEE , VERDE, ITACA LEED, entre otros.

La arquitectura verde es más que una moda pasajera o volátil. Está en auge y la sostenibilidad es tendencia. Actualmente, este estilo y esta forma de cuidar del futuro de las próximas generaciones se ha convertido en el eje fundamental de muchos proyectos. También puedes convertir tu casa en sostenible.

La sociedad es cada vez más consciente de su aportación al cambio climático y de la necesidad de un cambio en su forma de vida, de consumir y de construir. De las ciudades surge la mayor parte de la contaminación que soporta el planeta. La única manera de conseguir revertir el daño medioambiental es incorporar a la legislación la obligatoriedad de sostenibilidad en los proyectos urbanísticos, de arquitectura y de paisaje. Por ello, la arquitectura sostenible es una apuesta firme por la sostenibilidad.