Transmisiones patrimoniales, ¿qué es y quién lo paga?

El impuesto de Transmisiones Patrimoniales o ITP, es un tributo indirecto que afecta a la compraventa o alquiler de viviendas. Su gestión está cedida a las diferentes Comunidades Autónomas, por lo que pueden existir diferencias en su gestión en cada una de ellas. Aún así, vamos a hablar de manera general acerca del significado y aplicación del ITP en España. 

Qué es el impuesto de Transmisiones Patrimoniales

Estamos ante un impuesto indirecto que grava el incremento del patrimonio tras una compraventa. Este tributo también se aplica al establecimiento de derechos reales, arrendamientos, fianzas, promesas, pensiones, opciones de contrato y concesiones administrativas. Para evitar la doble imposición este impuesto no se aplica a operaciones sujetas a IVA. Por ejemplo, en una compraventa se aplicará el ITP cuando el vendedor sea un particular y al IVA cuando el vendedor sea el constructor. 

Este tributo ha de ser abonado en el plazo de 30 días hábiles posteriores a la realización de la acción sujeta a este impuesto. El ITP no debe confundirse en ningún caso con el impuesto de Sucesión y Donación, ya que este se aplica en operaciones sin contraprestación entre vivos o difuntos. 

Quién debe pagar el impuesto de Transmisiones patrimoniales

La persona que adquiera el bien inmueble o derecho será siempre la responsable de abonar este impuesto. En el caso del alquiler de una vivienda, el responsable del pago será el arrendatario quien deberá abonar el ITP tras la firma del contrato. Si el arrendador no exige el justificante de pago del ITP, entonces se convertirá en responsable subsidiario del pago de dicho tributo. 

Este impuesto exenta de pago al Estado, la Iglesia, las Reales Academias, la Cruz Roja, los Partidos Políticos y la ONCE. 

Para abonar el impuesto de Transmisiones patrimoniales se ha de acudir a la Delegación de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma en cuestión. Para su formalización ha de presentarse el DNI original y copia, junto con el documento público oficial o contrato (modelo 600). 

Cómo se calcula el impuesto de Transmisiones Patrimoniales

Al igual que el resto de impuestos, el ITP se calcula fijando un tipo tributario a una base liquidable. La base imponible, en este caso, es el valor real del bien o derecho transferido. Por ejemplo:

 

  • Se establece un 6% de tipo subsidiario para la transmisión de bienes, pero sigue prevaleciendo el establecido por cada Comunidad Autónoma. 
  • El establecimiento de derechos reales, fianzas, préstamos y pensiones tributa al 1% sobre la base imponible. 
  • En el caso de los arrendamientos habrá que consultar las tarifas indicadas por cada Comunidad Autónoma. 

Operaciones societarias y actos jurídicos documentados

Las operaciones societarias también están sujetas al impuesto de Transmisiones patrimoniales, excepto la modificación de escrituras y estatutos y las operaciones de reestructuración o ampliación de capital con cargo a reservas por prima de emisión de acciones. 

Asimismo, tributan los actos jurídicos documentados. Es decir, los documentos administrativos, notariales y mercantiles. 

En Mediterráneo Homes te ayudamos con todos los trámites necesarios para la compraventa de tu vivienda.

Utilizamos cookies propias y de terceros.