Peritaje de vivienda: Cómo se hace y cuánto cuesta

realizando tasación viviendaLa tasación de una vivienda es un proceso importante, tanto si se quiere vender como si se quiere comprar un inmueble. Este peritaje es el que nos permite marcar el precio de la casa en función de su estado, así como de la situación actual del mercado de la zona a la que pertenece la vivienda. Veamos cómo se hace y cuánto cuesta la tasación de un inmueble.  

¿Qué es el peritaje de una vivienda?

La tasación de una vivienda es la evaluación realizada por parte de un técnico para determinar cuál es su valor real. Este es uno de los trámites obligatorios a la hora de solicitar una hipoteca, ya que permite conocer a la entidad bancaria el importe del préstamo. Esta cantidad suele ser el 80% del valor del inmueble. 

No obstante, y como hemos visto anteriormente la tasación inmobiliaria puede solicitarse para otros fines. Como, por ejemplo, vender/comprar una casa, tasar el valor de los inmuebles de cara al reparto de una herencia o acreditar la solvencia patrimonial ante el banco. 

¿Cómo se tasa una vivienda?

La tasación de viviendas sólo puede ser llevada a cabo por empresas homologadas, inscritas en un registro oficial e inspeccionadas por el Banco de España. Para asegurar la transparencia de todo el proceso el Ministerio de Economía redactó la Norma ECO 805-2003 en la que se incluye la normativa para el cálculo del valor de tasación de bienes inmuebles, así como determinados derechos reales para su ámbito de aplicación, elaboración de informes y certificados. 

La tasación inmobiliaria comienza con una primera visita del tasador (arquitecto o arquitecto técnico) al inmueble. Allí se toman todas las medidas oportunas y se sacan fotografías de todas las habitaciones de la casa. Junto a estos datos, el informe de tasación debe incluir la información de 6 testigos (inmuebles similares al tasado) que se usarán para medir las condiciones del mercado inmobiliario de la zona. 

Los factores que intervienen en la tasación de una vivienda son:

  • Ubicación exacta del inmueble. 
  • Servicios públicos/privados de los alrededores. 
  • Superficie útil de la vivienda y distribución de las estancias. 
  • Calidad de los materiales de construcción. 
  • Situación del inmueble en el edificio (orientación y altura). 
  • Antigüedad tanto de la vivienda como del edificio en el que se encuentra. 

Finalmente, el tasador debe comprobar en el Registro de la Propiedad que en el inmueble no existe ninguna infracción urbanística. 

¿Cómo se sabe el precio de tasación de una vivienda?

El coste de una tasación depende de las dimensiones totales del inmueble. Por lo tanto, no se puede calcular un precio exacto para todas las viviendas, pero sí hacer una aproximación. El coste aproximado de una tasación inmobiliaria ronda los 400 €. Este es el único gasto que debe pagar el cliente cuando solicita un préstamo hipotecario. El banco, por su parte, asume los gastos de notaría, registro, IAJD y gestoría. Esto implica que la entidad bancaria puede escoger libremente al tasador de la vivienda, siempre y cuando, esté homologado por el Banco de España. 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros.