Consejos antes de comprar una casa

Pareja acaba de comprar una casaPor fin, vas a cumplir el sueño de tu vida. Has hecho números y definitivamente estás preparado para lanzarte a la aventura de comprar una casa. Sin embargo, una vez dado este paso, te das cuenta de que las cosas no son tan sencillas como parecían. Por eso hemos preparado una guía para ti que incluye los pasos a seguir antes de comprar una vivienda.

Ten claro lo que buscas

Antes de lanzarnos a realizar esta inversión es importante que te asegures de cuáles son tus necesidades como familia. Las presentes y las futuras. Esto no solo implica buscar el tipo de casa que más se ajuste a ellas, sino también la zona (colegios, comunicaciones, transporte, etc). Una vez que sepas lo que necesitas, tienes que pensar en si tu presupuesto se ajusta a la realidad de tus exigencias. Para que tu búsqueda sea lo más provechosa posible, nuestro consejo es que siempre te apoyes en profesionales inmobiliarios que te ayuden a abarcar todas las posibilidades que te ofrece el mercado de manera segura.

Tus ahorros

Para comprar una casa se ha de contar con lo que va a suponer el pago de una hipoteca. Para ello, es necesario que sepas que las mensualidades no deben superar el 30% o 35% de tus ingresos mensuales. Por otro lado, también tienes que contar con un porcentaje de ahorros en torno al 25% del valor de la vivienda. Esto es debido a que la mayoría de las entidades bancarias solo financian el 80% del valor de compra o tasación del inmueble a hipotecar. Finalmente, es imprescindible que tengas en cuenta el pago de tributos como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (si es una vivienda de segunda mano), el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (si es obra nueva) o el IVA.

Si tienes alguna duda los profesionales de Mediterráneo Homes te asesoran sin compromiso.

Condiciones de la vivienda

Una vez que hayas elegido la zona y el tipo de casa que mejor se ajusta a las características de tu familia es momento de analizar su estado. Un punto importante es asegurarte de que el inmueble está libre de cargas. Es decir, si tiene embargos, está hipotecado o si tiene algún otro tipo de taras. Para ello, es necesario acudir al Registro de la Propiedad o al Catastro. Estos organismos oficiales junto con el Ayuntamiento te darán toda la información necesaria al respecto.

Por otro lado, si vas a comprar una vivienda con más de 50 años de antigüedad necesitarás pedir el estado de la inspección técnica de edificios (ITE) a fin de comprobar la seguridad del inmueble. Asegúrate de que la casa que deseas comprar cuenta con una cédula de habitabilidad que deberás pedir al vendedor,  sin este documento no se podrá formalizar la compraventa del inmueble. Finalmente, comprueba que la vivienda está al corriente de todos los pagos y mensualidades de luz, agua, gas y recibo de la comunidad para mayor garantía.

Conoce el auténtico valor de la casa

Antes de llegar a un acuerdo con el vendedor necesitas comprobar el valor real del inmueble para que no te den gato por liebre. Este paso es fundamental, ya que al solicitar una hipoteca el banco te la concederá sobre su valor catastral y no sobre el pactado con el vendedor. Este valor está calculado en base a la antigüedad del inmueble, las características de la parcela, ubicación, etc. Para averiguar esta tasación puedes pedir al vendedor un recibo del Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) o acudir a la oficina del Catastro para solicitar dicha información. En este artículo te contamos cómo puedes conocer el valor catastral de una vivienda.

Acuerdo entre las partes: el contrato de arras

En el momento en que te asegures de que todos los pasos anteriores están comprobados se procede a la firma del contrato de arras. Este documento te permite reservar la vivienda mediante el pago de una cantidad económica (10%) previamente acordada entre las dos partes. Este contrato se realiza por si el comprador anula el acuerdo, en cuyo caso perderá el dinero adelantado. En este sentido, también existen las arras condicionadas. O lo que es lo mismo, la paga y señal entregada está condicionada a la concesión o denegación de la hipoteca. Si es denegada, el vendedor está obligado a devolver el dinero adelantado al comprador.

La escritura pública

Este es el documento necesario que ha de ser firmado ante notario para poder inscribir la casa en el registro de la propiedad con el cambio del nuevo titular. La escritura pública no es obligatoria, salvo en el caso de que se contrate una hipoteca. No obstante, aconsejamos realizarla, ya que aporta seguridad jurídica.

Si estás buscando la casa de tus sueños no olvides que en Mediterráneo Homes te ayudamos con todo lo que necesites.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros.