Cédula de habitabilidad: Qué es y cómo pedirla

Cédula de habitabilidad: Qué es y cómo solicitarla

La cédula de habitabilidad es un documento administrativo demandado por el Ayuntamiento o la delegación autonómica de vivienda a la hora de alquilar o comprar una vivienda. A continuación, te contamos para qué sirve y todo lo que necesitas saber para solicitar este certificado. 

Qué es la cédula de habitabilidad y para qué sirve

La cédula de habitabilidad sirve para ratificar que una vivienda reúne todas las condiciones necesarias para ser habitada. Es una licencia imprescindible para escriturar, vender o alquilar un inmueble. Para que este documento tenga validez, un arquitecto o aparejador deberá comprobar que el inmueble reúne todos los requisitos necesarios. Hay que tener en cuenta que estos requerimientos varían en cada Comunidad Autónoma.

  • Superficie útil mínima. 
  • Equipamientos mínimos.
  • Seguridad, salubridad e higiene.

Estos requerimientos varían en cada Comunidad Autónoma. No obstante, la cédula de habitabilidad siempre deberá contener información acerca de la ubicación de la vivienda, superficie total habitable, altura mínima y número de habitaciones. Otra de las finalidades de este documento es la de poder dar de alta los servicios de luz, gas y agua como requisito indispensable para alquilar o vender un inmueble. 

Por ejemplo, en Barcelona, la superficie útil debe ser de 36 metros cuadrados. Sin embargo, en Madrid la cédula de habitabilidad está suprimida desde la publicación del Decreto 111/2018 por entenderse que ya existen tres documentos jurídicos (la licencia de primera ocupación, la Inspección Técnica de edificios y el Informe de Evaluación de Edificios) que ya cumplen su función.

Para las Comunidades donde sí existe cédula de habitabilidad, su validez máxima es de 25 años (para certificados expedidos a partir de 2013) debe ser realizada por un arquitecto técnico o aparejador y la emite y firma un técnico del ayuntamiento.

¿Es lo mismo certificado de habitabilidad,  licencia de habitabilidad o permiso de habitabilidad?

Sí, todos estos términos hacen referencia al mismo documento. Lo que es diferente, por ejemplo, es la cédula de habitabilidad y la licencia de primera ocupación, que hace referencia al certificado que garantiza que un edificio ha sido construido según lo descrito en el proyecto de ejecución y, por lo tanto, cumple con la normativa vigente

Tipos de cédulas de habitabilidad

La antigüedad de la vivienda es el factor clave que determina los diferentes tipos de cédula de habitabilidad existentes hoy día. Estos son:

  1. Cédula de habitabilidad de primera ocupación que corresponde a las viviendas de nueva construcción y que entrega el Ayuntamiento al promotor. 
  2. Cédula habitabilidad de primera ocupación por rehabilitación que implica a las viviendas que han sufrido una reforma importante. 
  3. Cédula de habitabilidad de segunda ocupación que corresponde a las viviendas ya edificadas y habitadas anteriormente. 

Te recomendamos: Cómo cancelar la hipoteca en el momento de la venta

¿Qué se necesita para obtener la cédula de habitabilidad y dónde la solicitamos?

Para ello es necesario acudir al Ayuntamiento con la siguiente documentación:

  • Impreso de solicitud. 
  • Declaración de obra nueva inscrita en el Registro de la Propiedad.
  • Alta de la vivienda en el Catastro. 
  • Certificados finales de obra firmados por los profesionales correspondientes. 
  • Certificados de las compañías administrativas de agua, luz y gas. 
  • Justificante del pago de las tasas correspondientes. 

Para realizar este trámite necesitarás contar con los servicios de un arquitecto o aparejador colegiado. Este profesional será el que, tras realizar una inspección en la vivienda, emitirá un certificado que deberá ser presentado en el Ayuntamiento. Una vez aprobada, la cédula de habitabilidad suele tener una vigencia de 15 años, aunque este periodo de tiempo puede variar según la Comunidad Autónoma en la que se encuentre registrado el inmueble. 

Te recomendamos: Cómo saber si un apartamento turístico es legal

¿Quién paga la cédula de habitabilidad?

Esta responsabilidad económica recae sobre la persona que vende o alquila la vivienda. No obstante, se puede dar el caso de llegar a un acuerdo para que sea el comprador quien se haga responsable del pago de este certificado. 

¿Cuándo caduca la cédula de habitabilidad?

La cédula de habitabilidad caduca según el año en el que fue otorgada siguiendo el Decreto 141/2012: Antes de 2004 duraban 10 años, en el intervalo de 2004-2012 se aplicaron una vigencia de la cédula de 15 años y por último a partir del año 2013 se otorgan para una caducidad de 25 años, que serán 15 en los casos de segunda ocupación o primera ocupación de rehabilitación.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros.