Renovar tu cocina sin obras

renovar cocina sin reforma

La cocina es ese lugar de la casa que siempre queremos darle otro aspecto, pero nos aterra meternos en una reforma. Además, no siempre nos viene bien ese importante gasto que supone una obra para renovar la cocina.

Si bien es cierto que una reforma completa de la cocina puede suponer un gran desembolso, existen alternativas para que tu cocina luzca como nueva con unos pequeños retoques.  En este artículo te proponemos unas cuantas buenas ideas para que, sin reformas, y con un presupuesto comedido puedas presumir de nuevo look.

Muchas veces la cocina se encuentra en buen estado, pero se queda algo anticuada, se ve vieja  o no va acorde con el resto de los espacios de la casa. En este caso,  es el momento de hacerle un lavado de cara, sin necesidad de hacer reforma integral de la misma.

Sin embargo, si ya muestra signos graves de tuberías en mal estado, o armarios con signos de putrefacción por humedades, en ese caso lo mejor es optar por una reforma completa para sanearla.

Iluminación

Vamos a empezar por lo más fácil. Sólo tienes que coger un catálogo de lámparas y elegir la mejor opción  para que la luz entre por tu cocina.

Focos empotrados, lámparas de techo con personalidad, lámparas doradas con bombillas grandes, lámparas de fibras naturales… sin límites, lucirán muchísimo..

Muebles de cocina y tiradores

Un cambio en las puertas del mobiliario de cocina darán la sensación de entrar a una cocina nueva.

Cambiar los frentes puede resultar algo costoso. Pero si queremos ahorrar, pintar las puertas es una buena opción y una manera de cambiarlos por fuera sin necesidad de cambiarlos por dentro. Es una solución sencilla y económica.

Otra opción es quitar algunos armarios y sustituirlos por algún están. De esta manera puede darte una visión más de amplitud al liberar espacios y deshacerte  de ese armario pasado de moda.

Ya que estamos con con los muebles de la cocina, es el momento de cambiar tiradores y pomos. Es un pequeño detalle que cambiara mucho la personalidad de nuestros muebles.

Y si estamos animados, podemos aprovechar para pintar también la puerta de la cocina. Con una mano de pintura le dará un nuevo aire a la cocina que se proyectará también hacia afuera.

Suelo sin obras

Un suelo en mal estado o demasiado anticuado nos puede decir mucho de una cocina, pero no te preocupes, también existen opciones para cubrir sobre el pavimento anterior sin necesidad de arrancarlo.

Suelo vinílico. Es un material resistente. Tiene un espesor reducido y se instala sin problema sobre el existente. Imita el aspecto de otros materiales como madera, piedra, hormigón, baldosas hidráulicas…

También podemos optar por tarima flotante o cerámica en seco.

Las paredes también.

Los azulejos nos recordarán el paso del tiempo en nuestra cocina.. Seguro que con los años se ha quedado antiquados, ya no nos gustan, el dibujo se ha  pasado de moda o incluso algunos pueden estar rotos. ¿Cómo desahcernos de esos viejos azulejos?

Tenemos varias opciones:

La más socorrida es pintarlos, existen pinturas especiales para azulejos.

También puedes optar por empapelar encima. En este caso es importante que busques papeles especiales para cocinas o baños, que sean papel vinílico o papel tejido no tejido que incorpora una capa de vinilo que favorece la humedad y facilita la limpieza.

Como siempre, atención a los colores que ya tienen tus muebles o el suelo para que tu cocina no termine pareciendo una guardería llena de colorines.

Estrena encimera

Este cambio puede suponer algo más de dinero, pero si la cocina no está mal y lo único que no nos convence es eso, puede ser lo único que necesitesmos para la renovación.

Este nuevo look nos resultará más o menos costoso según el material que elijamos. Entre los cuales podemos encontrar:

  • Laminadas, Seguramente las más económicas.
  • De piedra natural.  Como el marmol, cuarzo o granito. Son elegantes y duraderas, pero requieren de un buen cuidado.
  • De piedra arficial.  Con un efecto muy parecido a las anteriores,  nos perimitirán ahorrar algo de dinero.
  • Madera. Algo delicada, pero que no puede faltar en una cocina rústica. Bonita y cálida.
  • Acero inoxidable. Debido a que pueden ser algo frías se suelen utilizar más en las cocinas profesionales.
Renovar tu cocina sin obras

No descuidemos la decoración

Y por último, como siempre, es importante, cuidar los pequeños detalles.

Incluir alguna macetita de hierba aromáticas, alguna tabla de madera, algún cuenco bonito o frutas … le darán un aire fresco a nuestra cocina.

Como ves, tienes muchas  ideas y recursos para renovar tu cocina sin obras. Todo es cuestión de animarse a ello!

Si tienes más dudas o prefieres dejarlo en mano de espcialistas profesionales y olvidarte de quebraderos de cabeza. Recuerda que a través de nuestra plataforma MiServ encontrarás a los mejores profesionales, de confianza, cerca de tu zona.

Si todavía quieres seguir leyendo sobre reformas y consejos para tu casa, aquí te contamos algunas de las averías de fontanería más comunes y cómo arreglarlas tú mismo.

Utilizamos cookies propias y de terceros.