Ideas para distribuir un salón pequeño

Ideas para distribuir un salón pequeño

No siempre más espacio es sinónimo de mejor. Pero cuando los metros no sobran, distribuir un salón puede resultar algo complicado. Hoy recogemos algunas ideas para distribuir un salón pequeño y conseguir esa sensación de amplitud y confort con esos pocos metros.

Cuando escaseamos en metros, debemos buscar el equilibrio entre los elementos necesarios y el espacio disponible si queremos conseguir un efecto más amplio y luminoso en el salón.

En primer lugar, sé realista de los metros de los que dispone tu salón. Recuerda, que cuando hablamos de estos salones, menos es más, por lo tanto, menos muebles nos proporcionará  más sensación de amplitud y mayor conrfort.

Así que no te empeñes en intentar meter ese sofá enorme por mucho que te guste , o esos sillones orejeros tan bonitos con lo que sólo conseguiríamos verlo todo demasiado apretado.

Zonas de paso

Uno de los secretos será definir y despejar una zona de paso para poder moverse libremente y aprovechar al máximo el espacio en función de la forma de nuestro salón.

Si las zonas de paso son amplias, aconsejable minimo 80 cm, conseguiremos más sensación de amplitud.

En medida de lo posible ubica el sofá de tal forma que diferencie o limite entre ambientes.

Respeta las distancias entre los muebles, deja espacio suficiente para que te puedas mover cómodamente.

Aprovecha toda la luz natural posible

Dejar la luz fluir con libertad será clave para hacer tu salón más luminoso y parezca más amplio de lo que es en realidad.

Mantén las ventanas despejadas para aprovechar al máximo la luz natural.

Coloca los muebles de manera que no impidan entrar los rayos de luz .

Para filtrar la luz natural en las ventanas, apuesta por cortinas  claras y tejidos liviandos y eligje también blanco o tonos claros para los sofás, sillas o resto de textiles .

Si te lo puedes permitir, pon el sofá cerca de la ventana, para conseguir un espacio con mayor claridad y alegría.

Elementos estructurales fijos

Estudia los elementos estructurales fijos. No podemos cambiar una columna, ventana, puerta o enchufe, así que apóyate  en ellos para organizar el salón.

Por ejemplo,, los enchufes te darán una idea de donde poner el telivisor, o las lámparas y y los pilares, ventanas y columnas dónde colocar el sofá y las estanterías.

El televisor

Si el espacio del salón es reducido, una de las ideas más prácticas es colgar el televisor, así evitarás poner muebles o aparadores que te robarán espacio. En su lugar, una buena opción es sustituirlos por estanterías para aprovechar mejor el espacio. 

¡Ah! No olvides esconder todos los cables para que el ambiente quede lo más despejado y limpio posible.

 Aprovecha la verticalidad del salón con elementos que den facilidad a la capacidad de almacenaje.  Si necesitas más insipieración, puedes leer este artículo sobre Ideas y consejos para decorar la pared de la televisión.

Aunque afortunadamente cada vez más, descubrimos que el Televisor no es el centro del universo. Por lo que ahora también podemos apostar por darle menos peso al Televisor en el salón y darle más visibilidad a otro elemento como puede ser la chimenea, si dispones de ella, o ese cuadro o espejo que tanto te gusta.

Ideas para distribuir un salón pequeño

¿Qué colores elijo?

La elección del color es clave para conseguir esa sensación de amplitud en nuestro salón reducido.

Emplear tonos neutros será la mejor opciónPintar en blanco, blanco roto, en tonos grises o beige claros, aumentará la luminosidad y ayudará a crear una sensación de mayor amplitud. Incluso un rosa muy claro puede funcionar muy bien en las paredes.

El blanco es siempre una buena opción, pero también puedes optar por pintarlas con franjas verticales anchas, de dos colores, que darán la sensación de elevar el techo.

En salones pequeños, lo ideal será pintar el techo del mismo color que las paredes, o en un tono algo más claro, siempre pensando en la luminosidad y en la percepción del espacio.

Para los muebles apostaremos por madera clara como la del pino, chopo, abedul o bambú.

Un espejo para ampliar

Ya sabes que los espejos son accesorios imprescindibles en estancias pequeñas. Sobre todo si quieres ganar luminosidad y “hacer crecer” el salón.

Un espejo siempre hace magia, ya lo decían los cuentos y hablando de metros y salones cobra todavía más valor.

Como ves, hay muchos trucos para la distribución de un salón pequeño. Elige los que más se adapten a tu estilo o salón. Si quieres seguir leyendo sobre decoración también te puede interesar Cómo decorar una casa de pueblo con poco dinero.

Utilizamos cookies propias y de terceros.