Recibos de comunidad: Deuda y prescripción

vecina consulta recibos de la comunidad

Los gastos comunes son obligación de todo propietario de un inmueble. Sin embargo, se puede dar el caso de morosidad en torno a los pagos de los recibos de la comunidad. ¿Qué hacer cuando esta situación se da en tu edificio? Estas y otras preguntas las resolvemos contigo a continuación.

¿Qué pasa si no pago las cuotas de la comunidad?

El impago de las cuotas de la comunidad es una de las cuestiones que más dudas suscita en el ámbito de las propiedades horizontales. En este sentido, es importante saber que las deudas de un inmueble son obligación de su propietario. Así lo determina el artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal. En el caso de que este pago no se produzca, la comunidad de vecinos puede emprender las acciones legales.

Pero, si mi piso está alquilado ¿tengo que pagar las cuotas de la comunidad? No importa que, por ejemplo, en un contrato de alquiler el propietario y el arrendatario hayan acordado la asunción de tal obligación por parte de este último. Este es un acuerdo que surte efecto entre ambas partes, pero no frente a terceros. Es decir, si el inquilino no paga los recibos de la comunidad, el propietario sigue teniendo la obligación de pagar la deuda.

¿Se puede reclamar una deuda si ya no eres propietario?

Todas las cuotas que no se hayan abonado mientras el moroso era propietario de la vivienda pueden ser reclamadas, siempre y cuando no hayan prescrito ante la ley. O lo que es lo mismo, cuando dicho inmueble cambia de propietario, la comunidad de vecinos puede reclamar al nuevo dueño los gastos comunes adeudados. De hecho, el artículo 9, párrafo tercero de la Ley de Propiedad Horizontal dice que:

“El adquirente de una vivienda o local en régimen de propiedad horizontal, incluso con título inscrito en el Registro de la Propiedad, responde con el propio inmueble adquirido de las cantidades adeudadas a la comunidad de propietarios para el sostenimiento de los gastos generales por los anteriores titulares hasta el límite de los que resulten a la parte vencida de la anualidad en la cual tenga lugar la adquisición y a los que tres años naturales anteriores“.

Privación de voto al propietario con impago de comunidad
Esta es una medida diseñada para incentivar el pago de las deudas con la comunidad de vecinos. Si un propietario no paga las cuotas de la comunidad, esta puede privarle de su voto en la junta de propietarios según indica el artículo 15, apartado 2, de la Ley de Propiedad Horizontal. En este caso, el propietario tiene dos alternativas:

  • Impugnar judicialmente la deuda impagada mediante una demanda contra la comunidad, antes de la celebración de la junta de vecinos.
  • La consignación judicial o notarial de las cantidades adeudadas. De lo contrario, el propietario podrá asistir a la junta de vecinos, pero en ningún caso ejercer su derecho a voto.

¿Cuándo se considera uno moroso en una comunidad de propietarios?

Lo cierto es que no existe un mínimo de cuotas que puedan ser reclamadas a un propietario moroso. Esto indica que cabe la posibilidad de reclamar hasta el impago de un solo recibo, sea cual sea su cantidad.

¿Qué hacer en la comunidad ante un vecino moroso?

Ante el impago de los recibos de la comunidad, la junta de propietarios ha de seguir unos pasos para reclamar judicialmente a los morosos. Lo primero de todo es realizar el cálculo total de las cuotas no pagadas para asegurar que no hay errores. Lo segundo, es tratar de reclamar su pago de manera amistosa con el propietario. Esta iniciativa ha de constar en el orden del día de la convocatoria de la junta de vecinos. El objetivo no es otro que comunicar que se ha iniciado un trámite de reclamación para tratar de adoptar decisiones sobre esta situación de morosidad. A continuación, esta convocatoria de junta ha de ser remitida a todos los vecinos de la comunidad, incluyendo al moroso y siguiendo con los dictados de la Ley de Propiedad Horizontal.

Si la deuda no se logra solventar de manera amistosa, entonces hay que acordar su reclamación judicial en la junta de vecinos. Para ello, es importante comprobar que todas las cuotas impagadas están debidamente detalladas en el acta. Finalmente, la comunidad de propietarios tendrá que presentar la demanda en el juzgado.

Prescripción de deudas en la Comunidad de Propietarios

En 2015 se modificó el artículo 1964 del Código Civil que regula el plazo de prescripción para llevar a cabo la reclamación de deudas a la comunidad. Este periodo de tiempo pasó de 15 años a tan solo 5. Si pasado este plazo la comunidad no reclama los gastos comunes, prescribirán. Es importante saber que la comunidad de propietarios puede interrumpir la prescripción enviando un burofax al propietario en el que se ponga de manifiesto la existencia de la deuda junto con el total de su cuantía.

Si quieres estar al día de todas tus obligaciones con la comunidad, descárgate la app de Mediterráneo. Desde ella podrás contactar directamente con tu administrador, así como estar al tanto de los pagos de tus recibos. Aquí te contamos todas las formas para ponerte en contacto con tu Administrador de Fincas Mediterráneo.

DESCARGA GRATIS EL MANUAL DEL PRESIDENTE

Derechos y obligaciones de los miembros de la Comunidad de Vecinos


    Utilizamos cookies propias y de terceros.