¿Puede ser presidente de la comunidad el hijo del propietario?

presidente-comunidad-vecinos.jpg

El tema que hoy nos ocupa es una duda bastante común a la hora de nombrar el Presidente de una comunidad. Hay casos en los que se da la circunstancia de que el propietario del inmueble no puede ejercer directamente dicho cargo. ¿Qué sucede entonces? ¿Puede su hijo ocupar dicho puesto? Veamos qué dice la ley.

Ley de Propiedad Horizontal

La Ley de Propiedad Horizontal es aquella que se encarga de regular todo lo relacionado con las comunidades de propietarios. Desde el nombramiento de los cargos de la Comunidad, la convocatoria o la celebración de juntas vecinales. Esta Ley consta de 24 artículos de los cuales el que nos interesa, ahora, es el artículo número 13.

Qué dice el art.13.2 de la LPH

En él se recoge toda la distribución de los órganos de una comunidad de propietarios. En este caso, el nombramiento del presidente de la comunidad será obligatorio. No obstante, al apartado 2 del artículo 13 recoge que el propietario designado podrá solicitar su relevo al juez alegando los motivos que le impiden aceptar dicho cargo.

La Ley de la Propiedad Horizontal es muy clara en este sentido. Es necesario que el presidente de una comunidad sea uno de los copropietarios de la vivienda. Una regla que también se aplica al nombramiento del vicepresidente de la comunidad de vecinos. Por lo tanto, en el caso de los hijos no podrán ejercer este cargo a no ser que la persona sea propietaria de algún elemento privativo de la comunidad. Es decir, el grado de parentesco o relación familiar no basta para asumir el cargo de presidente.

¿Qué pasa si el acuerdo de presidente es declarado nulo?

En el caso de que el juzgado declare nula la designación de un presidente de la comunidad, también serán nulas sus actuaciones procesales desempeñadas, así como el poder que se le haya otorgado. En resumen, los acuerdos nulos adoptados por la Junta de propietarios que sean contrarios a la Ley de Propiedad Horizontal son insubsanables por el transcurso del tiempo. Es decir, no se considerarán válidos nunca. Por el contrario, existen otro tipo de acuerdos considerados anulables y que pueden ser impugnados dentro de unos plazos de tiempo para ser subsanados y convertirse así en válidos.

En resumen, el presidente es el representante legal de la comunidad y su nombramiento ha de ser exclusivo de la Junta de propietarios mediante acuerdo por mayoría en una asamblea y a través de turno rotatorio o sorteo. En el supuesto de que un juez resuelva el relevo solicitado por un propietario, en la misma sentencia, deberá designar a su sustituto, en su caso, el presidente en el cargo hasta una nueva resolución judicial.

Si después de leer este artículo tienes alguna duda o quieres comentar algo con tu Administrador de Fincas, recuerda que puedes contactar siempre que lo necesites a través de la App Mediterráneo con descarga gratuita en este enlace.