Acoso vecinal, ¿Qué es el blocking?

propietario sufre acoso vecinal habla con su vecinaLa violencia se da en muchos ámbitos de la vida cotidiana, de sobra son conocidos los términos de mobbing para referirse al acoso laboral, el bullying, acoso que se padece en la escuela o violencia de género si es en el ámbito familiar. Sin embargo, también hay otro tipo de acosos menos conocidos y más habitual de lo que desearíamos. Hoy os hablamos del acoso vecinal, que es el que se produce en una comunidad de propietarios pasando a tener una denominación propia: “blocking” ¿Te suena este término? Quizá seas víctima del blocking y no lo sepas.

¿Qué es el blocking?

El término blocking proviene del inglés y significa bloqueo. Es el acoso que realiza un vecino a otro de forma repetida y que se mantiene en el tiempo.

Tanto el acosado como la víctima puede ser un vecino, el presidente de la comunidad, algún miembro de la junta de vecinos o incluso hasta el Administrador de Fincas.

El acoso puede tener como objetivo que un vecino cese en un comportamiento determinado o porque pretenda que en la comunidad de propietarios se realice una actividad concreta ejerciendo presión sobre otros.

El acoso se puede producir de diferentes maneras:

• Acoso verbal o físico
• Ignorar dentro del ámbito comunitario
• Ridiculizar o criticar a la víctima en público
• Ocasionar daños en la propiedad: puerta, buzón, coche.
• Arrojar testimonios falsos..

Estos ataques pueden causar graves daños psicológicos como estrés postraumático.

Aunque muchas personas piensen que tener conflictos vecinales sea lo más normal del mundo, no hay que confundirlo nunca con el acoso. Los inconvenientes vecinales se resuelven de forma amistosa más o menos rápido y en el caso de acoso, hablaríamos de un delito sancionado por ley.

¿Dónde se denuncia por acoso vecinal?

Primero de todo, debes saber que esta nueva figura delictiva ha sido introducida en el Código Penal, en 2015 y está tipificada en el artículo 172.

El Artículo 172 dice lo siguiente:

Será castigado con la pena de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a veinticuatro meses el que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana:

• La vigile, la persiga o busque su cercanía física.
• Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas.
• Mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella.
• Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxima a ella.

Si se trata de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o situación, se impondrá la pena de prisión de seis meses a dos años.

…Los hechos descritos en este artículo sólo serán perseguibles mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal”

  • Si estás pensando en denunciar, contacta con tu administrador y hazlo conocedor/a de lo que está sucediendo para que pueda encontrar una solución amistosa.
  • Empieza a recoger documentación y pruebas tangibles de que se está sufriendo acoso vecinal, como por ejemplo el historial de llamadas, otras denuncias, a la policía, si las hubiese, emails, conversaciones de whatsapp o testigos que demuestren que hay hostigamiento continuo y recurrente. Solo con el informe de un psicólogo no sería suficiente.
  • Habla con tu comunidad y hazles saber lo que te está ocurriendo.
  • Consulta con tu correduría de seguros, quizá tu seguro de hogar o de defensa jurídica te pueda orientar mejor.

El objetivo de la denuncia suele ser la orden de alejamiento y una indemnización por daños y perjuicios y por supuesto, que se haga publica la situación y no vuelva a producirse más.

¿Cómo prevenir el acoso vecinal?

Para prevenir el acoso lo más sensato sería tratar de hablar de forma amistosa y pacífica con el vecino que te está acosando, para llegar a una solución sobre el problema. Si ves que no es suficiente, contacta con tu administrador de Fincas para que actúe como mediador ante el conflicto. Si esto ya no funciona, no queda otra, como hemos avanzado anteriormente, empieza a recabar pruebas y denunciar ante la policía.

Si tu problema se debe a ciertas conductas molestas por ruidos, por ejemplo, en este artículo te contamos cómo puedes resolverlo y qué dice la ley al respecto.

DESCARGA GRATIS EL MANUAL DEL PRESIDENTE

Una herramienta sencilla con todas las claves para ser un buen Presidente de tu Comunidad


    Utilizamos cookies propias y de terceros.